La asignatura de micología aporta al perfil del Licenciado en Biología el conocimiento de los principales grupos de hongos con importancia ecológica, económica y cultural. Las tradiciones sobre el consumo de los hongos comestibles y sagrados, están muy arraigadas entre la población indígena y mestiza de México desde tiempos prehispánicos y de la Colonia, en contraste los hongos, también llamados macromycetes, se empezaron a estudiar formalmente apenas en la segunda mitad del siglo pasado, esta situación, en conjunto con el estudio creciente de los hongos microscópicos, presentes en la cotidianeidad humana desde los fitopatógenos, histopatógenos, en las alergias, en antibióticos, y en aquellos daños ocasionados a los bienes humanos, siendo importante recalcar que los hongos también participan en la producción de muchos productos que el hombre tanto aprecia; por todo esto, es de suma importancia proponer y desarrollar estudios
sobre la micodiversidad local y regional en asociación con diferentes organismos y hábitats, así mismo, se requiere saber plantear líneas de investigación y desarrollo tecnológico para el aprovechamiento y manejo de los recursos micológicos de manera sostenible.
 
Para su integración se ha hecho un análisis de las materias que le anteceden: Biología I y II, en donde se aplican conceptos relacionados con la sistemática, diversidad y estudio de los organismos vivos, asociándolos a su hábitat. Con estos referentes se ubica esta asignatura en la retícula, y permite vincularse con materias que abordan temas referentes a taxonomía y sistemática, lo cual refuerza el estudio de la diversidad biológica en un contexto evolutivo y en observancia a la legislación ambiental.